Salvan de la canícula a viveros de ornato y frutales

Pese a que las lluvias han llegado de manera repentina, los más de 14 propietarios de viveros de árboles frutales y plantas de ornatos, para evitar la muerte de sus plantaciones por las altas temperaturas entre 30 y 40 grados que se registran, debido al canicular seco en pleno mes de agosto, salvan sus plantaciones de árboles frutales y de ornatos aplicando pilotos de sal urea y suficiente agua, con la finalidad de resguardar la humedad en las plantaciones.

Isabelino Izquierdo Magaña, productor y dueño de vivero de árboles frutales y de ornato en la comunidad de Chacalapa primera sección, de Jalpa de Méndez, dice que desde hace semanas con la llegada del canicular seco y muy extremoso se han visto en la necesidad de regar sus plantaciones de día y de noche para evitar que mueran en plena época de verano. “Además ahora tenemos que aplicarles pilote de sal urea o conocida como nitrógeno al fondo y taparlo a cinco centímetros y aplicarle agua, pues se busca que la humedad resguarde a la planta”.

Afirma Izquierdo Magaña que “en estos meses nos ha pegado duro el calor, por eso tenemos que rociarle mucha agua a las plantaciones de chinín, zapote, naranja agria, limón criollo, pera de agua, naranja de injerto, limón persa, guanábana, maracuyá, aguacate, mango niño y cacao”.

En cuanto a las plantaciones de ornato se tiene sembrada: corona de Cristo, gardenias, tulipán, cuna de Moisés, moringa, helechos, entre otras que se ofrecen al público en precios que van desde los 35 y hasta los cien pesos, dependiendo del tamaño, tipo de árbol frutal y de ornato que el cliente necesite.

Precisa que la sal urea y el riego con agua se le seguirá aplicando a las diferentes plantaciones para evitar que el canicular les siga causando pérdidas, pues algunas plantas mueren por la ola de calor, “pero que con la aplicaciones tanto de la sal y el agua es posible conservarles la humedad y evitar que mueran en pleno canicular”, finalizó.