Cinco hábitos que te envejecen sin que te des cuenta

En algún momento de tu vida debes aceptar la aparición de signos de la edad como parte de los procesos biológicos que atraviesa tu cuerpo. Sin embargo, hay algunos malos hábitos que te envejecen antes de tiempo sin que te des cuenta.

¿Qué puedes hacer para evitar esta situación? Pues bien, además de mejorar tus cuidados diarios de la rutina de belleza, lo más conveniente es que corrijas los malos hábitos que te envejecen.

1. Abusar del maquillaje
El maquillaje es una de las herramientas que toda mujer utiliza para lucir bella. Lo que muchas ignoran es que su uso excesivo ocasiona consecuencias negativas para la salud cutánea.

Los residuos de estos productos se van acumulando en los poros y causan una serie de imperfecciones.

Hábitos que te envejecen3(800x600)

El maquillaje al producir obstrucciones, impide que los tejidos se oxigenen de forma adecuada.

2. Consumir tabaco
Los cigarrillos están colmados de componentes químicos que, además de afectar la salud respiratoria, promueven el deterioro prematuro de la piel. Las toxinas afectan el proceso de oxigenación celular e interfieren en la regeneración de los tejidos.

 

3. No usar protector solar
No basta con aplicarlo solo en los días de sol o playa. Los rayos solares consiguen filtrarse, inclusive cuando el día está nublado. Por lo tanto, expertos en la materia recomiendan que su uso sea diario.

4. Dormir poco
Una mala calidad de sueño proporciona resultados notorios en la salud de la piel. Durante el periodo de descanso se producen procesos que son determinantes para reducir las agresiones que sufren los tejidos durante el día.

Hábitos que te envejecen2(800x600)

Aunque no lo parezca, dormir menos de 8 horas puede estar afectando tu salud.

Ten en cuenta que dormir menos de 7 horas diarias sin interrupciones afecta la circulación e incide en la aparición de arrugas prematuras, bolsas en los ojos y flacidez.

5. Mala alimentación
El consumo excesivo de grasas y azúcares, al igual que los procesados, afectan la producción de colágeno y aceleran el envejecimiento.