Enloquece Anaya mientras nuevo video en su contra circulaba en internet

“Aquí el único que está indiciado por un delito es Ricardo”, acometió, sin contexto alguno, el candidato priista José Antonio Meade contra el panista Ricardo Anaya, quien a su vez acusó a Andrés Manuel López Obrador de asignar contratos multimillonarios a un solo contratista; éste esquivó los ataques al asumirse como ganador y designar a María Elena Álvarez-Buylla como directora del Conacyt.

El choque entre los tres candidatos ocurrió en el segundo bloque del tercer y último debate, denominado “Educación, ciencia y tecnología”, en el que Meade ratificó su respaldo a la reforma educativa, López Obrador reiteró que la cancelará y Anaya criticó su implementación y también acometió contra el tabasqueño con los contratos para el empresario José María Riobóo.

Y fue cuando, en respuesta a señalamientos sobre su gestión como jefe de gobierno, entre 2000 y 2005, que López Obrador les recordó lo que todas las encuestas registran: “¿Qué culpa tengo que estén empatados y piensen que en el debate van a remontar 30 puntos que les llevo?”.

No hubo mayor sorpresa en el segundo segmento del debate, en el que López Obrador esquivó las acometidas de sus adversarios, incluyendo las gracejadas del cuarto contendiente, Jaime Rodríguez El Bronco, quien quiso involucrarlo con la excacique magisterial Elba Esther Gordillo, luego de que se supo que el candidato de Morena había cambiado de cartera.

–¿Qué traías en la cartera? ¿A Elba Esther Gordillo?

–Fíjate que ahora no la traje, por precaución –devolvió López Obrador, quien en el segundo debate neutralizó a Anaya resguardando su propiedad y además endilgándole la condición de ladrón.

A esa presunta condición delictiva se refirió Meade cuando habló de que era indiciado por un delito, luego de que ayer precisamente el senador panista Ernesto Cordero presentó en la Procuraduría General de la República (PGR) contra Anaya una denuncia por lavado de dinero y tráfico de influencias por su relación con el empresario Manuel Barreiro.

Y minutos antes de iniciar el debate se difundió en internet otro video, de origen anónimo, que acusa a Anaya de delitos, que él eludió en el debate, en el que también acusó a Meade de que su jefe, el presidente Enrique Peña Nieto, pactó con el exjefe de gobierno.

Ahora Anaya acusó a López Obrador de darle contratos por 170 millones de pesos al empresario Riobóo, quien después de perder la licitación para el Nuevo Aeropuerto Internacional de México se dedicó a criticarlo.

También cuestionó cuál es el cambio de López Obrador, cuando tiene pactos con Gordillo, Peña Nieto y Manuel Bartlett: “Te convertiste en lo que tanto cuestionabas. Perdonar la corrupción no es cambio. Ya no representas cambio”.

Anaya respaldó la reforma educativa, pero criticó su implementación porque se invirtió más en la imagen del exsecretario Aurelio Nuño, ahora coordinador de la campaña de Meade, que en la capacitación, además de que los maestros se sienten perseguidos.

El candidato del PRI, por su parte, acusó que cancelar la reforma educativa significa cancelar el futuro de los niños y acusó a López Obrador de defender privilegios, como la venta de plazas.

“Los maestros no venden plazas, ya basta”, respondió el candidato de Morena, quien reiteró que el único funcionario que vende plazas es el actual secretario de Educación, el salinista Otto Granados quien, como gobernador de Aguascalientes privatizó la plaza de toros de esa entidad.

López Obrador insistió en su discurso en el sentido de que lo único que puede moderar la indigencia y la opulencia es acabar con la corrupción. “La corrupción es la causa principal de la desigualdad”, reiteró.

Y fue cuando se refirió al programa de adultos mayores, que en la Ciudad de México ya es una ley: “Esto salió de esta cabeza y de este corazón”, dijo López Obrador.

Anaya, por su parte, se pronunció por tener internet gratuito en hospitales, escuelas y plazas públicas, pero además prometió dotar a todos los estudiantes de preparatoria y universidad de tabletas electrónicas gratuitas.

Y Meade, a su vez, insistió en que el problema de fondo es que los jóvenes no concluyen la preparatoria y que se deben generar condiciones para que lo hagan.

El priista solicitó al Instituto Nacional Electoral (INE) una investigación sobre los recursos de Morena que, según él, iban a destinarse a los damnificados y que han ido a los operadores de ese partido.

En este contexto fue que López Obrador anunció que la doctora María Elena Álvarez-Buylla, considerada uno de los liderazgos científicos más destacados en México en las áreas de genética molecular, desarrollo, ecología y evolución de las plantas, será la próxima directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).