Lluvia no ayuda, sino retrasa lucha contra incendio en Chetumal

La lluvia del pasado domingo en vez de ser aliada de los bomberos, se convirtió en un obstáculo para apagar el incendio que desde hace tres semanas se mantiene activo en el basurero a cielo abierto de Chetumal.

Lo anterior porque esta precipitación, que no fue prolongada ni intensa en el sur del estado, dejó en pésimas condiciones el camino de acceso hacia la zona en la que sigue vivo el siniestro.

“En vez de ayudarnos, nos perjudicó”, reconoció el jefe de bomberos en Othón P. Blanco, Reynaldo Canché.

Detalló que la vía rápida de acceso hoy está llena de lodo y eso atasca los camiones, por lo que tienen que esperar a que se problema se solucione.

“Mañana (martes) vamos a reiniciar la lucha, ahora no podemos entrar”, mencionó.

Comentó que se mantiene activo el fuego en unos 7 mil metros cuadrados.

Publicidad